Estimado amigo que manejas los sistemas en las empresas:

De un tiempo para acá te he empezado a considerar el enemigo número uno del avance del #internetnecesario. Y esto no se debe en lo absoluto a las capacidades que con toda seguridad tienes con respecto a los fierros y a los algorítmos que manejas, sino a la absurda necesidad que tienes de bloquear los accesos a los contenidos que están fluyendo por la red. La mayoría de los argumentos que he escuchado que das están relacionados con la seguridad de la información, lo cual es muy loable, pero las personas con las que trato no podrían tener información confidencial ni de su propia casa, así que mis sospechas se dirigen más hacia el supuesto que no quieres que la gente “pierda el tiempo” en Messenger, YouTube o Facebook (porque en Twitter no se pierde, se invierte), erigiéndote como una especie de Internal Affairs en la empresa del contenido que las personas consumen o tienen necesidad de consumir por ahí.

Aunque soy enemigo de las listas de recomendaciones de cómo hacer las cosas, voy a tratar de hacerte una para mejorar el acceso a la red desde las empresas en las que trabajas:

1. La red no es el enemigo. No mi estimado, el enemigo es el ambiente laboral, las pocas oportunidades internas, la falta de motivación por parte de los jefes o el terrorismo empresarial. Si la gente está contenta en su trabajo no tiene porqué buscar perder el tiempo en nada (hoy es Facebook, ayer era el Oxxo o el garrafón del agua). Regaña al de recursos humanos mejor.

2. La red genera ahorros. ¿No te encantaría que te felicitaran por proponer métodos para reducir costos a través de tu trabajo? Pues imagínate que le pudieras decir a tu jefe, ese gran empresario que no entiende nada de tecnología, que podrías reducir el costo de sus llamadas telefónicas hasta CERO en el mejor de los casos, si permitiera que sus empleados se conectaran vía un mensajero instantáneo. Las personas estarían en línea todo el tiempo, no se esconderían para contestar dudas o peticiones, se podrían comunicar a cualquier parte del mundo por una fracción del costo y lo mejor de todo, tu quedarías como rey.

3. La red guarda conocimientos. Que además de otra manera son sumamente complicados de encontrar. ¿Si has escuchado de Google, Yahoo, Ask, etc., verdad? Son páginas en las que les preguntas lo que sea y te dan muchísimas opciones de respuesta. A menos que quieras que la gente se informe en la papelería con una monografía, te recomendaría que fueras más laxo en cuanto al acceso a los buscadores.

4. La red es segura. Bueno, tan segura como te den tus conocimientos en la materia. Con facilidad puedes encontrar a expertos que harán las configuraciones necesarias y no permitirán que la gente se conecte a sitios potencialmente nocivos, a ver pornografía o a instalar aplicaciones que pueden dañar los equipos. Pero eso es ser selectivo, no fascista.

5. La red genera ventas. Amigo de sistemas, ponte las pilas y descubre el potencial de conexión que tienes en la red para fines comerciales. El mundo no es solo arreglar los cables del patrón o configurar un proxie. Atrás de los teclados y las pantallas hay gente real, con una cartera y con hartas ganas de comprar lo que tu compañía vende. Si tú como gran experto en el mundo informático no promueves antes las direcciones de las empresas el enorme potencial comercial de la red, estaríamos perdiendo un gran aliado.

6. La red fomenta las relaciones humanas. Ya se que en la escuela te decían que las computadoras iban a sustituir al hombre, pero eso no es cierto. Desde hace varios años, las redes sociales han brincado de ser simples chat rooms a la vida real, donde se se pueden hacer eventos, convocatorias, investigación de mercado, networking, búsqueda de proveedores y hasta buenos amigos. Si no dejas que la gente conviva y se relacione estás frenando no solo el desarrollo del negocio en el que estás, sino el de las personas en la edad 2.0

No me lo tomes a mal, amigo de sistemas. He tenido muy malas experiencias por la cerrazón de las empresas a permitir el acceso a sus empleados a la red. Nomás me han hecho la vida pesada, ya que algo que podría solucionar con mandar un link tengo que cruzar la ciudad con un USB para estar dos minutos viéndolo y regresando tres hras después con una respuesta que pude haber conseguido en 5 minutos. No seas así, ya ponte de nuestro lado, ¿no?

Comenta y aporta.

Be Sociable, Share!